EEUU a 2 días de una suspensión de pagos – Obama anuncia un acuerdo

01-08-2011 Mercado de Oro

01-08-2011
Obama anuncia un acuerdo para evitar la suspensión de pagos de EEUU
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que líderes demócratas y republicanos del Congreso alcanzaron un acuerdo para reducir el déficit fiscal y evitar un incumplimiento de pagos.
Estados Unidos logró llegar a un acuerdo bipartidista para elevar el techo de la deuda y evitar que el país suspenda pagos el 2 de agosto, después de semanas de infructuosas negociaciones y fallidas votaciones en el Congreso.
Obama dijo en una alocución en la Casa Blanca el domingo por la noche:
“Los líderes de ambas cámaras han llegado a un acuerdo que reduce el déficit y evita la moratoria.”
El acuerdo, adelantado esta madrugada por McConnell, aumentará el techo de la deuda lo suficiente para no tener que volver a alzarlo hasta que acabe 2012, y con él las elecciones presidenciales.
Según el líder republicano, el plan proyecta una reducción del déficit de 3 billones de dólares en los próximos 10 años, en dos fases y con la garantía de que no habrá aumento de impuestos al menos en la etapa más inmediata.
La primera fase, explicó Obama, rebajará “alrededor de 1 billón de dólares en gastos en los próximos 10 años”, en “recortes que ambos partidos ya habían aceptado durante el proceso” de debate sobre la deuda, y que aparcan las decisiones más polémicas para más tarde.
En un segundo paso, un nuevo comité bipartidista en el Congreso deberá emitir antes de noviembre “su propuesta para seguir reduciendo el déficit”, en la que “todo estará sobre la mesa”, incluidos los recortes de impuestos, explicó el mandatario.
El pleno del Senado acabó virtualmente con el plan sobre la deuda del líder de la mayoría demócrata en esa cámara, Harry Reid, que no logró poner fin al eterno debate en torno a su medida y abrir camino a una votación final sobre ella.
No obstante, eso no evitó que Reid anunciara poco después que apoyará el plan que ha resultado de las negociaciones entre la Casa Blanca y McConnell, siempre y cuando el resto de demócratas en el Senado decidan respaldar la iniciativa.
“El senador Harry Reid ha suscrito el acuerdo sobre el techo de la deuda a la espera de que el caucus (demócrata) lo apruebe”, dijo su portavoz, Adam Jentleson, en un comunicado.
Poco antes, a la salida de una reunión con otros líderes demócratas, Reid afirmó que “espera” que el Senado pudiera votar en las próximas horas el plan, pero esa voluntad se truncó dado el volumen del plan y las reticencias de los republicanos en torno a los gastos de defensa, según fuentes del Congreso.
Tanto el presidente Barack Obama como el vicepresidente Joe Biden han tenido un papel activo en las negociaciones, que se reanudaron después de que la propuesta de Reid fuera rechazada en la Cámara de Representantes el sábado.
Un día antes, el plan del presidente de la Cámara baja, John Boehner, se había estrellado también en el Senado, después de ser aprobada en la instancia inferior.
Según fuentes cercanas a las negociaciones, el nuevo acuerdo toma elementos tanto del plan de Reid como del de Boehner, y permitirá ahorrar 917.000 millones de dólar en los próximos 10 años y elevar el techo de la deuda en 900.000 millones en dos fases antes del final de este año.
Tras una reducción inmediata del déficit de alrededor de 1 billón de dólares, el nuevo comité bipartidista en el Congreso garantizaría al menos otros 1,5 billones menos de déficit, según el diario especializado “Politico”.
Reid y McConnell cerraron las sesiones en el Senado con una convocatoria a sus compañeros de plan la madrugada del lunes, con el fin de analizar el plan en detalle.
“Mi mensaje al mundo es que esta nación y este Congreso están avanzando juntos”, dijo Reid al tiempo que abrían las principales bolsas asiáticas.
“Estados Unidos honrará sus obligaciones”, aseguró por su parte la líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.
El martes se cumple el plazo para elevar el techo de la deuda fijado por el Departamento del Tesoro, que ha advertido que el Gobierno habrá superado entonces su límite de endeudamiento de 14,29 billones de dólares, y se quedará, por tanto, sin fondos suficientes para hacer frente a todas sus obligaciones.

01-08-2011
Obama y Congreso forjan acuerdo sobre deuda
El presidente Barack Obama y los líderes del Congreso anunciaron la noche del domingo un acuerdo para evitar la primera suspensión de pagos en la historia del país.
El acuerdo recortará mas de dos billones de dólares del gasto federal a lo largo de la década.
El acuerdo alcanzado “nos permitirá evitar el incumplimiento y acabar con la crisis que Washington le impuso al resto de Estados Unidos”, dijo Obama.
La suspensión de pagos “habría tenido un efecto devastador en nuestra economía”, dijo el presidente en la Casa Blanca, al transmitir la noticia al país y a los mercados financieros de todo el mundo. El mandatario expresó su agradecimiento a los líderes de ambos partidos.
El presidente de la Cámara de Representantes John Boehner llamó a Obama por teléfono en la tarde para decirle que se había alcanzado un acuerdo, dijeron funcionarios.
No se esperan votaciones sobre la medida en ninguna de las cámaras del Congreso sino hasta el lunes, en el mejor de los casos, a fin de darle a los demás legisladores tiempo para revisar el paquete.
Pero los líderes de ambas bancadas ya comenzaban a trabajar para asegurar suficientes votos.
En una conferencia telefónica con sus copartidarios, Boehner dijo que el acuerdo “no es el mejor pacto del mundo, pero muestra lo mucho que hemos cambiado los términos del debate en esta ciudad”
Obama subrayó ese punto. Dijo que, si se aprueba, el acuerdo reducirá el gasto del gobierno “a su nivel más bajo desde que Dwight Eisenhower era presidente” hace más de medio siglo.
El líder demócrata en el Senado Harry Reid fue el primero en anunciar el acuerdo.
“A veces parece que nuestros dos lados están en desacuerdo casi en todo”, dijo. “Pero a fin de cuentas, personas razonables pudieron ponerse de acuerdo en esto: Estados Unidos no puede arriesgarse a suspender pagos de nuestra deuda, arriesgarse a un colapso financiero y a una depresión mundial”.
En sus declaraciones, Obama dijo que no habrá recortes iniciales a programas de beneficios como Seguridad Social y Medicare. Pero agregó que ambos podrían estar sobre la mesa junto con cambios en la ley fiscal como parte de futuros recortes.
Esa era una referencia a un comité especial conjunto de legisladores que se establecerá para recomendar una segunda ronda de reducciones del déficit, que será votada por el Congreso antes de fin de año como parte de un acuerdo para elevar el límite de la deuda una vez más. Se espera que esa medida sea necesaria a principios del próximo año.
Dependiendo de la aprobación final, el acuerdo marca un alcance dramático a través de las líneas de los partidos, que se desgastaron durante más de seis meses y varias rondas de negociación, intercaladas con períodos de intenso sectarismo.
Un punto final de preocupación eran los posibles recortes en el presupuesto de defensa de la nación en los próximos dos años. Los republicanos querían menos. Los demócratas presionaron por más en un intento por proteger las cuentas nacionales de mayores reducciones.
El acuerdo aparentemente incluye detalles que establecen que el límite de la deuda federal se elevaría en dos etapas en por lo menos 2,2 billones de dólares, lo suficiente para llevar el erario hasta después de las elecciones de 2012.
Los grandes recortes en el gasto público se escalonarían durante más de una década. Miles de programas —el Servicio de Parques, el Departamento del Trabajo y la vivienda, entre otros— podrían ser recortados a niveles que no se veían hace años.

01-08-2011
Obama admite que no es el acuerdo que hubiera deseado pero agradece los esfuerzos
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha señalado que el acuerdo anunciado por los líderes de los partidos Demócrata y Republicano sobre el límite de la deuda “no es el que hubiera deseado” pero ha agradecido los esfuerzos realizados para lograrlo.
* “¿Es este el acuerdo que hubiera preferido?”
– “No. Creo que podríamos haber hecho frente ahora mismo a los desafíos que tenemos por delante, como la reforma de los impuestos, en lugar de hacerlo a través de un proceso llevado a cabo por un comité especial del Congreso. Pese a lo que algunos republicanos han defendido, creo que tenemos que pedir a los americanos más ricos y a las grandes corporaciones que paguen una tasa justa elevando los impuestos e imponiendo deducciones especiales. Pese a lo que algunos dentro de mi propio partido han argumentado, creo que necesitamos hacer algunos ajustes modestos en programas como Medicare para asegurarnos de que hay fondos para las generaciones futuras. Sin embargo, este compromiso supone un importante impulso a la reducción del déficit que necesita el país y da a ambos partidos un gran incentivo para conseguir un plan equilibrado antes de final de año. Lo más importante es que nos permitirá evitar la suspensión de pagos y terminar con la crisis que Washington ha impuesto al resto de Estados Unidos. Asegura que no nos enfrentaremos a este tipo de crisis en los próximos seis, ocho o doce meses, y podremos empezar a disipar la nube de la deuda y la incertidumbre que se encuentra sobre nuestra economía. Este proceso ha sido confuso y nos ha tomado demasiado tiempo. He estado preocupado por el impacto que ha tenido sobre la confianza en nuestras empresas y consumidores, así como en la economía en general, durante los últimos meses. Sin embargo, en las últimas fechas los líderes de ambos partidos han encontrado su camino hacia el compromiso, y me gustaría darles las gracias por ello.”
OBAMA PIDE QUE VOTEN A FAVOR
Asimismo, el mandatario estadounidense ha solicitado a los republicanos y a los demócratas que “hagan lo correcto” y apoyen la propuesta de compromiso para elevar el techo de deuda.
“Me gustaría pedir a los miembros de ambos partidos que hagan lo correcto y que apoyen este acuerdo con sus votos en los próximos días”, ha dicho.
Obama ha señalado que el acuerdo supondrá un recorte de gasto de cerca de 1.000 billones de dólares en los próximos diez años.
Además, ha indicado que se creará un comité para identificar otros 1.500 billones de dólares para futuros recortes.
“El resultado (de estos recortes) será el menor nivel de gasto anual en el plano doméstico desde que Dwight Eisenhower era presidente, pero a un nivel que aún nos permite invertir en la creación de empleo y en temas como la educación y la investigación”, ha agregado Obama.
En este sentido, ha señalado que los recortes de gasto incluidos en el acuerdo no se van a implementar muy rápidamente para evitar que afecten a la ya frágil situación que atraviesa la economía estadounidense.
En su intervención, Obama ha asegurado que hará un estudio detallado sobre los puntos de la reducción del déficit en los próximos meses.

01-08-2011
Boehner subraya que el acuerdo no viola los principios del Partido Republicano
El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano John Boehner, ha sostenido que el acuerdo sobre el techo de la deuda alcanzado este lunes con los demócratas “no viola los principios” del Partido Republicano.
En una rueda de prensa en la que ha presentado las claves del acuerdo, Boehner ha insistido en que “no hay nada en este texto que viole los principios” de los republicanos, ya que este pacto “es puramente de recorte de gastos”.
Asimismo, Boehner ha recurrido a una frase pronunciada por el presidente estadounidense, Barack Obama, en el anuncio del acuerdo para definir el pacto en que aducía que “este no es el mejor acuerdo del mundo”, añadiendo que “muestra lo mucho que ha cambiado los términos empleados en el debate en este país”, ha informado el diario del Congreso ‘The Hill’.
El texto, ha dicho, gira en torno a 3 pilares clave:
un aumento de la reducción del gasto de la Administración en mayor proporción al incremento del límite de la deuda, el establecimiento de techos de gasto para evitar futuros excesos y la consecución de avances sobre la Ley de un Presupuesto Equilibrado.
OPOSICIÓN DEL TEA PARTY
No obstante, durante estas últimas semanas de arduas negociaciones, componentes del grupo ultraconservador ‘Tea Party’, que se encuentra dentro del Partido Republicano, han mostrado un rechazo frontal a dicho acuerdo.
Instantes después de que Obama finalizara la comparecencia, la congresista por Minnesota, Michele Bachmann, una de las más fuertes candidatas del ‘Tea Party’ y potencial candidata republicana de cara a las elecciones de 2012, ha culpado al presidente estadounidense de “haber metido al pueblo americano en este embrollo” y ha recriminado que no haya escuchado la verdadera voz del pueblo norteamericano.
Bachmann ha condenado el acuerdo y ha rechazado nuevamente apoyarlo, puesto que ello supone un aumento del límite de la deuda nacional, según ha informado el diario norteamericano ‘The New York Times’.
“El acuerdo anuncia demasiados gastos y no los suficientes recortes”, ha continuado, “este no es el acuerdo que el pueblo estadounidense prefiere, señor presidente, alguien tiene que decir no y esa voy a ser yo”.
Sin embargo, otros representantes republicanos como Jon Huntsman Jr., ex gobernador de Utah y posible candidato de los conservadores para la presidencia, también ha criticado el acuerdo, si bien ha admitido que “es un paso positivo para el recorte de la agobiante deuda nacional”

Más informaciones en
EEUU al día 0 de una suspensión de pagos
EEUU a 1 día de una suspensión de pagos
EEUU a 3 días de una suspensión de pagos
EEUU a 4 días de una suspensión de pagos
EEUU a 5 días de una suspensión de pagos
EEUU a 6 días de una suspensión de pagos
EEUU a 7 días de una suspensión de pagos
EEUU a 8 días de una suspensión de pagos

01-08-2011

imprimir Imprimir o ¡Twittear! o ¡Compartir en Facebook! o ¡Menéalo!

Más artículos sobre el oro