EEUU a 7 días de una suspensión de pagos

27-07-2011 Mercado de Oro

27-07-2011
La crisis de deuda de EEUU da a los inversores su primer susto

Con la fecha límite a sólo una semana, los demócratas del presidente Barack Obama y sus rivales republicanos se encontraban más lejos que nunca el martes por un enfrentamiento sobre el techo de gasto del Gobierno, mientras los inversores se preparaban para una inminente suspensión de pagos y una rebaja en la calificación crediticia de Estados Unidos.

No había un compromiso a la vista entre los planes en competencia para aumentar el límite del techo de gasto del Gobierno de 14,3 billones de dólares para evitar un potencial impago de sus alrededor de 9,6 billones de dólares en bonos, que podría llevar a Estados Unidos de vuelta a la recesión y sacudiría a los mercados financieros globales.
El Tesoro anunció que el gobierno de la mayor economía mundial comenzará a quedarse sin dinero para cumplir con sus compromisos el 2 de agosto, salvo que el Congreso actúe.

Los grandes bancos están preparándose para la posibilidad real de que Estados Unidos pierda su máxima nota crediticia, que según dicen costaría al país 100.000 millones de dólares en incrementos de los pagos de intereses y dañaría a los consumidores y a la economía.

Mike Hanson, economista senior de Bank of America Merrill Lynch, afirmó:
“Este es un clima donde las contrataciones van a ser mucho menos probables que de otra forma.”

El dólar cayó ampliamente el martes, impulsando los precios del crudo, mientras que el oro estadounidense rozó un máximo en 1.619 dólares la onza ya que los inversores apostaron por la seguridad. El estancamiento de las conversaciones de la deuda también golpeó las acciones.

Un sondeo de Reuters mostró que 30 de 53 economistas consultados creen que al menos una de las mayores agencias calificadoras le quitará a Estados Unidos su máxima nota “AAA” y la mayoría también dijo que la disputa sobre la deuda ya ha afectado a la economía.

26-07-2011
Rebaja a nota EEUU, daño menor que posible default
El daño que la disputa política por el límite de la deuda puede causarle a la reputación de Estados Unidos en los mercados financieros globales se limita a 2 cada vez más factibles pero distintos escenarios:
* rebaja de la calificación
o
* incumplimiento del pago de deuda.

El primero, aunque doloroso, podría hacer que los mercados financieros sientan el impacto sin mayores consecuencias, aunque dejaría a EEUU bajo la sombra de la incertidumbre financiera que amenazaría a una ya frágil recuperación económica. Un simple recorte en la calificación reflejaría el juicio de las agencias privadas y los inversionistas podrían restarle importancia dada la falta de alternativas viables en el gigantesco mercado de 9 billones de dólares de la deuda del Gobierno estadounidense. Este es el escenario benigno.

Una declarada moratoria en el pago de la deuda sería mucho más impredecible -y potencialmente causaría un cataclismo.
Una situación histórica como el fracaso en pagar los bonos del Tesoro, considerados un último refugio seguro, estremecería a los mercados financieros y a la economía global, asestando un duro golpe de largo plazo a la posición global de Estados Unidos.

Joseph Gagnon, un ex economista de la Reserva Federal, dijo:
“Un default de EEUU en la deuda sencillamente sería una catástrofe, será 10 veces el caso Lehman Brothers. Los mercados financieros se paralizarían. Ya nadie sabría lo que es seguro.”

El Departamento del Tesoro ha advertido que quedará sin dinero para pagar las cuentas de la nación el 2 de agosto, a menos que los legisladores encuentren la manera de salir del atascamiento para elevar el límite de endeudamiento de 14,3 billones de dólares antes de esa fecha.

Otra posibilidad es que el Gobierno evite una moratoria de pago suspendiendo los pagos a los trabajadores públicos y a quienes reciben beneficios, buscando ganar más tiempo para que el Congreso eleve el límite legal de endeudamiento.

Este escenario, que también podría llevar a un recorte en las calificaciones, incluye el alto riesgo de empujar a la economía de regreso a la recesión, pero sería menos calamitoso para el sistema financiero global que una declarada moratoria de pago.

Con una moratoria de pago, la confianza en Estados Unidos como destino de inversiones se erosionaría durante muchos años. Países como China y Japón, los mayores tenedores mundiales de bonos del Tesoro estadounidense, diversificarían aún más sus carteras para alejarse de activos en dólares.

Carlos Vegh, profesor de economía en la Universidad de Maryland, dijo:
“Están jugando con fuego y bien podrían quemarse. La falta de un compromiso nos colocaría en territorio desconocido en un momento muy delicado para la economía mundial.”

¿ESTADOS UNIDOS = PAÍS EMERGENTE?

El default lanzaría a Estados Unidos al tope de una lista de estados soberanos cuyas pugnas políticas opacarían una sólida administración económica, por encima de países como Argentina, Ecuador y Rusia.
La imagen de EEUU como un caso perdido políticamente ya se está arraigando.

Carlos Vegh en la Universidad de Maryland dijo:
“Los legisladores estadounidenses están ofreciendo un triste espectáculo. Cuando uno agrega este estancamiento ridículo en el aumento al límite de endeudamiento a la respuesta deslucida ante la crisis financiera, se confirma la impresión de que Estados Unidos está retrocediendo y convirtiéndose en un país emergente.”

Los riesgos para la economía estadounidense son bastante altos aún sin el escenario de una moratoria, como lo estableció un sondeo de Reuters el martes.

Una mayoría de economistas consultados estima que EEUU no saldrá del actual estancamiento político en torno a la deuda sin un recorte a su calificación crediticia.
Más de 2 de cada 3 consultados dijo que la economía estaba siendo golpeada por la disputa.

26-07-2011
Recorte calificación EEUU sería costoso para América Latina

Un recorte en la calificación de deuda de Estados Unidos podría desatar una nueva ola de capitales especulativos sobre el mercado cambiario de América Latina y agravar los problemas que generan las monedas fuertes a sus exportaciones.
Una disminución en la calificación AAA que tiene Estados Unidos -el tope de la escala- deterioraría el valor del dólar.
Y cuando pase la volatilidad que suelen acarrear estos recortes en los mercados financieros, ese factor y la sed de rendimientos de inversores darían un nuevo golpe a los intentos de Latinoamérica por controlar la apreciación de las monedas.

Enrique Alvarez, economista jefe de Mercados Emergentes para IDEAglobal, dijo:
“Va a haber más desconfianza en el dólar, necesidad de estar en monedas que no tengan ese desequilibrio fiscal y que tengan mayor rendimiento que el dólar. Es por eso que automáticamente Latinoamérica se vuelve un sector altamente solicitado.”

Alfredo Coutiño, economista jefe para Latinoamérica de Moody’s, dijo:
“Habría una degradación de la confiabilidad en el Gobierno de Estados Unidos para cumplir con sus obligaciones. De todos modos los inversionistas intentarían deshacerse de algunos activos denominados en dólares.”

Muchos inversionistas institucionales que por regulaciones solo pueden invertir en títulos de alta calidad crediticia tendrían que vender bonos del Tesoro si Estados Unidos sufre un recorte en la calificación.

Para ellos las opciones son más complicadas: no hay mucho refugio para elegir.

“En cuestiones de aversión al riesgo, todo el mundo se va a cash efectivo. No hay mucho a dónde ir … oro y cash”, sostuvo Pedro Tuesta, economista de 4Cast.

El precio del oro marcó el lunes niveles récord. Los capitales suelen cobijarse en estos activos cuando hay fuerte incertidumbre financiera.

El oro acumula ganancias de casi un 8% en julio ante los temores por los problemas de deuda de la zona euro y la incertidumbre en torno al plazo del 2 de agosto para elevar el nivel de la deuda estadounidense.

Más informaciones en
EEUU al día 0 de una suspensión de pagos
EEUU a 1 día de una suspensión de pagos
EEUU a 2 días de una suspensión de pagos
EEUU a 3 días de una suspensión de pagos
EEUU a 4 días de una suspensión de pagos
EEUU a 5 días de una suspensión de pagos
EEUU a 6 días de una suspensión de pagos
EEUU a 8 días de una suspensión de pagos

27-07-2011

imprimir Imprimir o ¡Twittear! o ¡Compartir en Facebook! o ¡Menéalo!

Más artículos sobre el oro