Oro Odyssey

27-02-2012 Videos de Oro

Videos y noticias del juicio por la carga de 594.000 monedas de oro y plata que se hundió en 1804 con la fragata “Nuestra Señora de las Mercedes”, y posteriormente hallado por la empresa estadounidense Odyssey Marine Exploration en mayo de 2007.

25-02-2012 YouTube
VIDEO. Los dos Hércules con el tesoro de Nuestra Señora de las Mercedes aterrizan en España
El aparato más lento trazó una ruta por el Sur con escala en Las Azores, mientras que el más rápido lo hizo por Canadá rumbo al Atlántico Norte.
El cargamento era mayor de lo previsto, pues esperaban 17 toneladas y finalmente fueron más de 21 toneladas (más de 47.000 libras) entre monedas y otros objetos.
Las 595.000 monedas recuperadas de la fragata serán ahora estudiadas por especialistas en numismática, que también decidirán sobre su proceso de limpieza y conservación.
La Secretaría de Estado de Cultura guarda el tesoro del Odyssey. La sede fue antiguamente un banco y tiene las instalaciones adecuadas.

24-02-2012 YouTube
VIDEO. El tesoro del Odyssey regresa a casa
Las monedas de oro y plata y otros objetos de valor que transportaba la fragata “Nuestra Señora de la Merced”, al fin estarán en tierras españolas.

24-02-2012 Reuters
El tesoro español del Odyssey, listo para su vuelta a casa
oro a casa
El tesoro de monedas de oro y plata por valor de 500 millones de dólares recuperado de los restos de un barco español hundido durante la época colonial vuelve el viernes a España desde Florida a bordo de un avión militar.
2 aviones militares españoles C-130 están en la base área estadounidense de MacDill, en Tampa, para transportar las monedas bajo custodia armada, dijo Guillermo Corral, agregado cultural de la embajada de España en Washington.
El tesoro de 594.000 monedas de oro y plata ha sido objeto de una intenta batalla legal de 5 años entre España y la empresa estadounidense busca tesoros marinos Odyssey, que encontró el pecio hace cinco años frente a las costas de Portugal.
La semana pasada, un juez federal estadounidense ordenó a la empresa Odyssey Marine Exploration entregar la custodia de las monedas a España, que ha defendido en los tribunales que es la propietaria legítima del buque y su carga.
Las monedas han estado guardadas en unos almacenes en un lugar no revelado de Florida desde que se encontraron.

24-02-2012 Reuters
oro odyssey ENTREVISTA – Los cazatesoros solo buscan souvenirs vendibles
El experto en derecho de patrimonio subacuático José María Lancho denuncia que empresas cazatesoros como la estadounidense Odyssey Marine Exploration – que extrajo la carga del barco español Nuestra Señora de las Mercedes que el sábado vuelve por fin a España – dañan irreparablemente los yacimientos arqueológicos submarinos solo para obtener el máximo rendimiento económico.
Después de una batalla legal de 5 años en los tribunales estadounidenses, 2 aviones Hércules llegarán el sábado a la base de Torrejón de Ardoz, en las afueras de Madrid, con casi 600.000 monedas de oro y plata y otros artefactos.
“(Son empresas que) descontextualizan todos los objetos y al final no hay información, ellos buscan solamente ese ‘souvenir’ vendible”, dijo en una entrevista en Madrid el abogado José María Lancho, que asesoró a las autoridades españolas en el proceso legal. “Qué está sucediendo ahí abajo, en esas profundidades, no lo sabemos”.
Lancho es abogado de Nerea Arqueología Subacuática y Terrestre, una empresa fundada por un grupo de jóvenes arqueólogos de la Universidad de Málaga que presentó una querella contra Odyssey en un juzgado de la localidad gaditana de La Línea de la Concepción, fronteriza con Gibraltar, al poco de conocerse en 2007 que la empresa norteamericana se había llevado el tesoro del enclave británico.
En la querella pedían al juez que investigara los posibles delitos de daños al patrimonio cultural, daños por imprudencia grave sobre yacimientos arqueológicos y contrabando de patrimonio histórico y arqueológico como consecuencia de las operaciones de Odyssey en la zona desde 2001 hasta la operación que llamaron “Black Swan” en 2007.
“Se ha producido no solo la destrucción de un yacimiento, sino una intervención al margen de la ley española sobre patrimonio histórico español sumergido”, explicó Lancho.
Ante la lentitud de los trámites, que Lancho mencionó podría deberse a un intento de no entorpecer el proceso legal en Florida, Nerea estudia presentar una queja ante el Consejo General del Poder Judicial, una decisión que adoptará en las próximas semanas.
Además, en Gibraltar queda aún una pequeña parte del hallazgo, que el Gobierno español consiguió que no saliera por mediación de Reino Unido, según Lancho, que criticó la actuación del territorio británico.
“El problema del Odyssey habría tenido otra dimensión sin el apoyo de Gibraltar, el papel de nuestros vecinos no ha sido digno”, afirmó, reprochando el que el enclave británico permitiera que la carga saliera por el aeropuerto de soberanía conjunta hispano-británica.
La embajada británica en Madrid dijo el viernes a este respecto que “estamos en contacto con el Ministerio español de Asuntos Exteriores. A fecha de hoy, no tenemos ninguna confirmación de que ninguno de los contenidos del barco estén en Gibraltar”.
CIERRE DE LA INDUSTRIA
Empresas como Odyssey Marine Exploration o BDJ Discovery Group no utilizan protocolos arqueológicos exhaustivos y aceptables, no se les exige una contraprestación científica, incluso acceden judicialmente a restos arqueológicos sin siquiera una exigencia mínima de identificación del pecio, señaló Lancho, que lamentó que “los cazatesoros lo han tenido muy fácil en los tribunales” estadounidenses, citando casos que ha investigado él en aguas norteamericanas.
“Esta es una industria que cualquier país civilizado debiera invitar a cerrar”, agregó, matizando que los cazatesoros no son lo mismo que el sector privado de la arqueología.
Odyssey, que defiende que aplica los estándares arqueológicos más elevados con un equipo de primera clase de investigadores y científicos, ha lamentado la decisión de los tribunales estadounidenses y sostiene que a la larga perjudicará a España, porque sus artefactos se acabarán escondiendo o incluso “vendiendo en eBay”.
“Los cazatesoros es verdad que consiguen muchos titulares, pero las respuestas a las preguntas que tiene una sociedad las dan los científicos”, afirmó Lancho.
Preguntado sobre si no sería posible una colaboración entre estas empresas, que tienen los recursos financieros y la tecnología, y los estados, respondió que tienen dos culturas muy distintas.
“Es la cultura de una empresa que ve un yacimiento arqueológico como una posibilidad de explotación comercial, convirtiéndolo en partes y vendiéndolo, y otra cultura que no ve eso como algo explotable, sino como cultura y un deber de conocimiento”.
APOYO DE EEUU
Lancho alabó la actuación de los jueces de este caso y el apoyo del Gobierno de Estados Unidos, preocupado también por cómo podría afectar este asunto a sus propios buques.
“Además, estos restos están asociados normalmente a tragedias que representan una desgracia colectiva”, dijo. “No creo que a ningún país le parezca aceptable que nadie acceda a esas tumbas históricas y sean destrozadas solo para buscar monedas”.
En cuanto al futuro que pueda tener la exploración submarina, el abogado afirmó que España tiene una responsabilidad que no está cumpliendo.
“Pero si no lo voy a sacar yo, ¿tiene derecho otro a destruirlo? No podemos destrozar para generaciones futuras algo sobre lo que no tenemos su última palabra”.

30-11-2011
oro odyssey Odyssey debe entregar el tesoro de “Nuestra Señora de las Mercedes” a España
Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos ha desestimado el recurso de la empresa Odyssey para evitar la entrega a España de un tesoro hallado cerca de la costa de Cádiz, informó el Ministerio español de Cultura, lo que abriría la puerta a que la compañía cazatesoros ceda las 600.000 monedas de oro a Madrid. Los 11 jueces del Tribunal de Apelaciones de Atlanta han considerado que no hay base para que se revise la sentencia de septiembre pasado favorable al Gobierno de España que ratificaba un dictamen anterior de un tribunal de Tampa.

12-12-2010 Milenio
oro odyssey Cosas de gringos
En medio de la disputa legal que el gobierno español sostuvo en un tribunal de Florida contra Odyssey, que terminó el año pasado con una orden legal que obligaba a la empresa a devolver lo sustraído ilegalmente, el gobierno de Estados Unidos ofreció mediar en el pleito en beneficio de España a cambio de la entrega de un cuadro titulado Calle Saint Honoré después del mediodía, pintado por el francés Pissarro, que fue arrebatado por los nazis a un ciudadano estadunidense para ir a dar luego al Museo Thyssen de Madrid. La propuesta habría sido rechazada de manera tajante por España.
En este asunto, sin embargo, no han sido revelados aún los documentos más importantes, que probarían el apoyo real del gobierno de Estados Unidos y del de Gran Bretaña a Odyssey antes y después del saqueo de Nuestra Señora de las Mercedes.

22-01-2010 Hoyesarte
oro odyssey Odyssey no quiere devolver lo que expolió
Odyssey ha recurrido ante del Undécimo Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos la decisión del juez de Tampa (Florida) Steven D. Merryday. La compañía considera que la fragata de nuestra armada, a pesar de ser hundida por la flota inglesa, no iba en misión de guerra, y que la mayor parte de la fortuna que se hundió pertenecía a los mercaderes que viajaban en el barco. Eso serviría, según la compañía expoliadora, para anular el principio de Inmunidad Soberana sobre la nave que ha reclamado siempre España. Odyssey ha señalado que probablemente los jueces, con sede en Atlanta (Georgia), no emitirán su dictamen sobre la propiedad del tesoro hasta bien entrado el año.

21-01-2010 Bajoelagua
oro odyssey Odyssey trata de retrasar la devolución del tesoro a España
Con el fin de recurrir la decisión judicial, la compañía estadounidense alega que las 500.000 monedas transportadas pertenecían a los mercaderes que viajaban en la Mercedes y no a la corona española, por lo que se anularía el principio de inmunidad soberana.

03-01-2010 La Razón (Bolivia)
oro odyssey Bolivia – Odyssey – Sangre de mitayos
La Cancillería y el Ministerio de Culturas han tratado con enorme ligereza un asunto de gran importancia para la economía de Potosí: se trata del botín submarino recuperado por la empresa Odyssey.
n lo que compete a Bolivia, no es cierto que el Ministerio de Culturas haya enviado a ningún experto en numismática, pues la Casa de la Moneda de Potosí no ha recibido instrucción alguna. Además, la Cancillería señaló que el señor David Choquehuanca plantearía el tema de la participación del país en una parte del botín a su colega español, en una reunión que tuvo lugar hace poco tiempo, precisamente en Portugal.
El Canciller no ha informado a la opinión pública sobre dicha reunión y Bolivia está dejando pasar una oportunidad de oro, pues ya hace mucho tiempo que debería haber planteado ante la embajada española, en La Paz, y con nuestra embajada en Madrid, el derecho que tiene el país a recuperar parte de este tesoro -si se demuestra que se acuñaron en la Casa de la Moneda- que costó la vida de miles de mitayos.
El país también deber sentar la denuncia ante la Unesco, para que de acuerdo con el artículo 14 de la convención de protección del patrimonio cultural, de ese ente de Naciones Unidas, el asunto se someta a arbitraje. Dicha convención señala claramente el derecho preferente de la nación de origen en estos hallazgos históricos y arqueológicos.

23-12-2009 Agencias
Oro Odyssey
Get the Flash Player to see this player.

El tribunal federal de Tampa, a través del juez Steven Merryday, ha establecido un plazo de 10 días para que Odyssey devuelva a España las 594.000 monedas de oro y plata que la empresa norteamericana encontró en mayo de 2007 y que valoró en 500 millones de dólares (aproximadamente 350 millones de euros). No obstante, la empresa norteamericana tiene un plazo para presentar alegaciones.
Además, en las conclusiones de la sentencia del Juzgado de Tampa, se indica que Odyssey, Perú y los descendientes que reclaman su parte del tesoro encontrado son “infundadas” o que en cualquier caso “no requieren una resolución diferente a las peticiones españolas” y por lo tanto las objeciones son “anuladas”.
El 18 de mayo de 2007, Odyssey anunció que había encontrado y transportado un cargamento de monedas a los Estados Unidos. Esta empresa norteamericana bautizó a la operación y al pecio encontrado con el nombre de “Cisne Negro”.
Desde ese momento, el Gobierno español abrió una investigación para averiguar en qué lugar encontró la empresa el botín, a qué pecio pertenecía, con qué permisos contaba para hacerlo y si lo halló en aguas españolas.
LA HISTORIA COMPLETA DE LA MERCEDES
Meses después, un equipo conjunto del Ministerio de Cultura, la Armada, el Museo Arqueológico Nacional, la Real Academia de la Historia y otras instituciones reconstruyó la historia completa del barco “La Mercedes”, demostrando que éste, y no otro, era el pecio expoliado por Odyssey.
La documentación demostraba que “La Mercedes” estuvo en servicio militar activo con la misión de proteger al Estado español y a sus ciudadanos a lo largo de toda su historia, y también en el momento en que explotó y se hundió en combate. Asimismo, el material presentado prueba que Odyssey era plenamente consciente de ello, y que es esto precisamente lo que explica el secreto con que actuó y sus afirmaciones de no conocer la identidad del pecio.
Para justificar sus reclamaciones, un equipo conjunto del Ministerio de Cultura, la Armada, el Museo Arqueológico Nacional, la Real Academia de la Historia y otras instituciones reconstruyó la historia completa de “La Mercedes”, demostrando que éste, y no otro, es el pecio expoliado por Odyssey.
La documentación demostraba, además que “La Mercedes” estuvo en servicio militar activo con la misión de proteger al Estado español y a sus ciudadanos a lo largo de toda su historia, y también en el momento en que explotó y se hundió en combate. Asimismo, el material presentado prueba que Odyssey era plenamente consciente de ello, y que es esto precisamente lo que explica el secreto con que actuó y sus afirmaciones de no conocer la identidad del pecio.
PRUEBAS DEFINITIVAS
La documentación incluía un amplio material fotográfico y otras pruebas que demostraban que el pecio sólo puede ser “La Mercedes”. Cañones, anclas, armas, efectos personales y una amplia variedad de otros materiales, incluyendo las monedas tomadas del barco, permitieron identificar definitivamente el pecio.
En su escrito, España invocaba principios legales, entre ellos el derecho de una nación a proteger sus sitios y su patrimonio histórico (incluidos barcos hundidos) de cualquier tipo de perturbación y expolio por cazatesoros.
Asimismo alegaban que “La Mercedes” está protegida por los mismos principios de inmunidad soberana que se aplican a los barcos de Estado de todas las naciones, que prohíben la perturbación no autorizada o explotación comercial de los mismos.
Descendientes del almirante Diego de Alvear, satisfechos con la nueva sentencia
Los descendientes del almirante Diego de Alvear se han mostrado satisfechos con una nueva sentencia sobre el caso “Odyssey” en la que un juez del distrito federal de Tampa (Florida) ordena a la empresa Odyssey que devuelva a España, en el plazo de 10 días, el tesoro valorado en 500 millones de dólares.
José María Moncasi de Alvear ha asegurado que esta sentencia ha sido celebrada “como si les hubiera caído el verdadero Gordo de Navidad” por “un gran número” de descendientes del almirante Diego de Alvear.
Moncasi de Alvear representa a “un gran número” de los 1.500 descendientes del almirante Diego de Alvear y Ponce de León (1749-1830), militar y político español que perdió a su esposa, a siete de sus ocho hijos y toda su fortuna en el ataque de la flota inglesa a la nave “Nuestra Señora de las Mercedes” el 4 de octubre en 1804.
El juez Steven D. Merryday que adoptó la decisión de que Odyssey devuelva el tesoro de la nave en un plazo de 10 días rechaza, según el documento judicial, las últimas reclamaciones presentadas por la empresa estadounidense sobre la propiedad de las monedas y otros objetos valorados en 500 millones de dólares extraídos de la fragata hundida “Nuestra Señora de las Mercedes”.
La decisión del magistrado es una más de las que ha adoptado el tribunal de Tampa en favor de las tesis españolas defendidas por el abogado estadounidense James Goold.
La sentencia estipula que Odyssey puede seguir haciéndose cargo del tesoro hasta que se establezca la manera de entrega y a la espera de un posible recurso que pudiera presentar la empresa estadounidense.
Odyssey asegura que apelará la sentencia
El presidente de Odyssey Greg Stemm y la vicepresidenta y consejera general del Odyssey, Melinda MacConnel, admitieron este miércoles en un comunicado que presentarán “apelaciones” a la resolución del litigio que le enfrenta con el Gobierno español y que obliga a la compañía a devolver a España las monedas encontradas. La compañía presentará sus apelaciones al Juzgado de Distrito Federal del Distrito Medio de Florida y al Tribunal número 11 de apelación “en el tiempo previsto”.
Asimismo, el presidente de Odyssey argumentó que “más del 70% del cargamento de monedas de La Mercedes nunca perteneció a España”, e indicó que “propietarios individuales y mercaderes pagaron una tarifa de transporte para trasladar sus propiedades privadas”.
Stemm señaló que la resolución del juez Steven Merryday servirá para llevar este caso “de manera más rápida” al tribunal de apelaciones e indicó que “confían” en que las cuestiones legales estarán “claramente” a su favor.
SIN INMUNIDAD SOBERANA, SEGÚN ODYSSEY
Asimismo, no creen “que el magistrado haya realizado un correcto análisis del debate sobre la actividad comercial” y esperan presentar las alegaciones aunque las monedas hubieran sido parte del cargamento de La Mercedes, ya que el barco, en su opinión, no “fue distinguido con inmunidad soberana de la que disfrutan los buques de guerra en estricto servicio militar”.
En esta misma línea, para Melinda MacConnel, “el acta de inmunidades soberanas extranjeras sólo señala la soberanía de los gobiernos y de sus propiedades y este hecho ha sido desatendido por el tribunal”.
Por último, el presidente de Odyssey recordó que “algunos de los descendientes se han sumado al caso para que se oigan sus reclamaciones”.

imprimir Imprimir o ¡Twittear! o ¡Compartir en Facebook! o ¡Menéalo!

Más artículos sobre el oro